Quienes Somos

El ISET  no es una institución  “denominacional religiosa” y no está adherido a ninguna estructura organizacional de carácter religioso de ningún tipo. El autor de este trabajo, junto a sus colaboradores mas asiduos, es realmente  independiente de toda afiliación comprometida o adherencia confesional religiosa. No depende de ninguna familia confesional (ni siquiera  administrativamente) y solo se sujeta y reconoce en materia de Fe , como la máxima autoridad y regla de fe y confesión,  a la Biblia misma, la Palabra de Dios, inerrable e infalible: Las Sagradas Escrituras, que se escudriñan guiados e iluminados, en nuestra capacidad racional santificada para este uso, por el mismo Espíritu Santo de Dios.

Esperamos, sinceramente, que las cosas queden mas claras y comprensibles para quienes quieren acercarse un poco más, por una Fe inteligente, - ¡no una fe estúpida y ciega!-,  al Verdadero Dios que se revela  en La Biblia para los mas humildes creyentes cristianos de nuestros tiempos que atraviesan la paradójica situación de una multiplicación de la ciencia humana expresada en un avance vertiginoso de la tecnología, mientras se percibe a nivel mundial un deterioro ético-moral de la humanidad que reconoce una gran pérdida de valores ético-morales humanos y sufre las inevitables consecuencias de “caminos” escogidos, por el ejercicio del libre albedrío, en el contexto socio-político-económico-cultural y religioso de actualidad; al punto que parecería estar inaugurando una nueva etapa, (quizás la última antes de la Segunda Venida de Cristo), una etapa de un nuevo “oscurantismo” basado en el “relativismo filosófico” y la “secularización” del auténtico y Verdadero Evangelio Cristiano.

Dios bendiga este trabajo que, con mucho amor a Cristo y al Pueblo espiritual de Dios, se dedica en el Nombre de Jesucristo, por quienes formamos parte de este emprendimiento conforme a la medida de nuestras posibilidades , dones y capacidades espirituales.

Bismarck Moreno
Cristina Barsanti
Shirley Rodino
Enzo Mirenda
Y Hermanos en la Fe de Cristo que se han ido incorporando a este Ministerio debidamente reconocidos